Este tipo de puertas son ideales para garajes donde no dispongamos de la suficiente altura como para instalar una puerta enrollable (cajón para la recogida).
Su estética y funcionamiento son muy similares a los cierres enrollables, ya que no ocupan espacio delante o detrás de la puerta cuando ésta se abre o cierra, lo que nos permite aprovechar las dimensiones del garaje en su totalidad, así como el exterior del mismo.

Dentro de este tipo de puertas, contamos con diferentes diseños: puertas lisas, con cuarterones, con ventanas, etc. También disponemos de una amplia gama de colores y acabados en imitación madera.